Image
DIRECTO
Image
TOPHITS
Image
POP&BLUE
Image
REMEMBER

Los alcaldes de Càrcer i Alcàntera de Xúquer, Josep Botella y Julio García, se reunieron esta semana con el director general de Calidad y Educación Ambiental, Joan Piquer, con el propósito de seguir con la implantación del sistema de recogida de residuos puerta a puerta, que ambos ayuntamientos tienen intención de activar a principios del próximo año.

 

El encuentro fue calificado de exitoso por ambos representantes municipales, que consiguieron el compromiso del director general de costear los contenedores del nuevo sistema, alrededor de 800 envases que permitirán repartir por cada casa el sistema de reparto de destrío, con lo que se estima un ahorro de unos 6.000 euros.

 

Son alrededor de diez los consistorios ribereños que se han adherido al plan de la Mancomunitat pero Càrcer y Alcàntera ya iniciaron hace meses el estudio de viabilidad para la implantación, que llevará a cabo una empresa catalana especializada, zona en la que el sistema ya se aplica desde hace años con enormes éxitos por lo que hace al reciclaje.

 

Càrcer cuenta con 1.129 viviendas, por 901 Alcàntera. Joan Piquer también transmitió a los alcaldes de la Vall la voluntad de penalizar a las localidades que menos reciclen, “por lo que el sistema puerta a puerta será cada vez más necesario si se quieren evitar sobrecostes en los recibos por el tratamiento de los residuos”, arguye el alcalde de Alcàntera, Julio García. “El sistema puerta a puerta cuenta al principio con unos gastos pero después permite un balance neutro porque se ahorra mucho en el reciclaje, que pasa a ser prácticamente del 80 %. Colaboramos en la lucha contra el cambio climático y además los vecinos ahorran”, argumenta el alcalde de Càrcer, Josep Botella.